Chanel convierte el Grand Palais en un supermercado de lujo

Chanel convierte el Grand Palais en un supermercado de lujo

Karl Lagerfeld, el káiser de la moda, ha vuelto a hacer otra de sus extrenticidades para mostrar al mundo su colección de Otoño-Invierno 2014/2015, en la Semana de la Moda de París.

Al genio alemán se le ha ocurrido la genial idea de convertir el emblemático edificio Grand Palais de París en un auténtico supermercado apodado #ChanelShoppingCentre.

Desde luego, el sentido del humor del káiser está por encima de todos. Hacer que Anna dello Russo pierda la cabeza por una caja de arroz Coco Rico y se fotografíe junto a un carro de la compra en plena pasarela, es llevarnos a otro nivel. Y esto no es más que la manera que tiene Lagerfeld de demostrar que conoce este juego -y esta industria que se devora a sí misma temporada tras temporada-, mejor que nadie. Karl se ha dicho: “Bien, juguemos” y como siempre lo ha hecho mejor que nadie.

¿Has soñado alguna vez con una cesta de la compra revestida con la mítica cadena de un 2.55? La tienes. Y a juzgar por lo que oíamos por megafonía antes de empezar el desfile, a las invitadas les ha encantado -Chanel eratrending topic antes incluso de que las modelos salieran a la pasarela-. Una voz anunciaba que los productos del #ChanelShoppingCentre se miraban pero no podían tocarse, aunque esto no ha impedido que al final del desfile, la pasarela se haya inundado de fetichistas ávidos de guardar un recuerdo de este supermercado. Ver a editoras de moda, it girls y fashion insiders dándose empujones para hacerse con un recuerdo de este desfile, no tiene precio.

Pero, ¿y la colección? En este sentido, Lagerfeld nunca decepciona, aunque debemos olvidarnos del chic parisino y abrir la mente. Las sneakers han llegado a la maison para quedarse, dando a la firma un aire más neoyorkino que nunca; las vimos en su última colección de alta costura, y hoy también han estado presentes. No desentonaban en este supermercado. Junto a ellas, cómodos pantalones de tweed, abrigos oversize con mangas cocoon y toquessporty elaboran un look muy desenfadado. Pero la mujer de Chanel no deja de adornarse con perlas, ni de homenajear a las camelias -seña de la casa- gracias a unos vestidos donde parecen haber florecido. Pues Lagerfeld puede ir con los tiempos, pero no olvida que está al frente de la maison de Coco Chanel… eso sí, hoy lo hace con altas dosis de ironía.

Fuente: EnFemenino.com.

Compártelo